Traducción jurada


Traducción jurada

La traducción jurada es la traducción de textos con carácter oficial para fines legales, es decir, para que el texto traducido y certificado por el traductor tenga la misma eficacia legal que el original. Normalmente se trata de contratos, documentos judiciales (especialmente para trámites de comisión rogatoria, también llamados auxilio judicial, que pueden abarcar autos completos con escritos de demanda, exhortos, resoluciones, sentencias, etc.), titulaciones y certificados de estudios, actas de nacimiento, de defunción, de matrimonio, así como cualquier documento que para fines de garantía legal tenga que tener eficacia legal plena certificada.

Eos Traductores Intérpretes y Congresos S.L. le ofrece la traducción jurada de o a los idiomas principales europeos. No es preciso que se acerque personalmente a nuestras oficinas. La entrega se puede efectuar por mensajero o correo urgente previo abono de la cantidad presupuestada o contrarreembolso.

Tarifas


La tarifa mínimo por encargo es de 49 €.

El envío por mensajero a cualquier punto en la península tiene un coste de 8,50 €. El envío por Correo urgente o certificado tiene un coste de 5 €.

La tarifa por palabra depende de cada idioma y puede verse incrementada en caso de urgencia. En grandes volúmenes podemos ofrecer algún descuento.

Contacto


Pida presupuesto enviándonos sus documentos escaneados en formato PDF.

Envíe su consulta a: info@eostraductores.com

No olvide indicar sus datos de contacto (nombre, teléfono, correo electrónico).

Requisitos a tener en cuenta


Documentos extranjeros utilizados en España

Los documentos procedentes del extranjero deben estar provistos de Apostilla de La Haya para que puedan surtir efectos en España. Consulte al organismo expedidor para saber dónde puede obtener dicha Apostilla de La Haya.

Las traducciones juradas realizadas por intérpretes jurados habilitados en España no precisan de legalización alguna. Viceversa, tampoco necesitan legalización para surtir efectos en los estados miembros de la Unión Europea de Europa Occidental. En los estados miembros de Europa Oriental pueden surgir problemas cuando no existe la función pública del traductor-intérprete jurado.

Los documentos destinados al extranjero también tienen que ir provistos de Apostilla de La Haya. En caso de requerir una lñegalización de la firma del traductor-intérprete jurado por el Ministerio de Asuntos Exteriores del Reino de España, las traducciones juradas tienen que ir acompañadas de los documentos originales provistos de Apostilla de La Haya. Para evitar este trámite complicado recomendamos recurrir a la legalización por un notario y solicitar después la Apostilla de La Haya en el Ilustrísimo Colegio de Notarios competente.

Las legalizaciones por notario suelen tener un coste básico de 30 € más 4 € por cada página de traducción. Para ellas, el traductor tiene que acudir personalmente a la notaría. Las apostillas tienen un coste adicional por documento a legalizar que depende de la urgencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario